Imprimir página

Albariño

Es la quinta variedad blanca autóctona de mayor representación en la zona. Esta variedad de excelente comportamiento se puede caracterizar por ser muy completa y algo exuberante; normalmente es utilizada como complementaria aportando complejidad aromática, acidez y glicerol si bien es apta para la elaboración de monovarietales.

Variedad de porte erguido, su brotación es precoz por lo que puede tener problemas con las heladas tardías. Su ciclo de maduración es corto, con un vigor medio y fertilidad media obteniéndose rendimientos de 12 – 14 Tn/Ha. Los suelos más apropiados serán los que dispongan de un buen drenaje. Presenta buena resistencia a la Botritis, tiene sensibilidad media al Oidio, al mildiu y a la excoriosis y es muy sensible al corrimiento.

Características

Racimo

Tamaño Pequeño
Compacidad Media
Longitud pedicular Corto

Baya

Tamaño Pequeña
Uniformidad tamaño Uniforme
Color epidermis Verde amarilla
Forma del perfil Circular
Separación pedicelo Simple
Grosor piel Gruesa - mediana
Pigmentación pulpa Ausente
Consistencia pulpa Blanda
Suculencia pulpa Muy jugosa
Sabores particulares Gusto especial
Formación pepitas Presentes

Sarmiento

Color Marrón oscuro
Relieve superficie Lisa-estriada

Más información

Los vinos que produce son bastante aromáticos, terpénicos, destacando sensaciones florales, frutales y balsámicas, con boca glicérica, untuosa y a su vez fresca. Alcanzan altas graduaciones con facilidad que pueden rondar los 13–14º alcohólicos con una buena conservación de la acidez entre 6 y 8 gramos por litro de acidez total expresada en ácido tartárico, presentando buenas aptitudes para el envejecimiento.

En la D.O. Ribeiro suele utilizarse como complementaria o como base aportando al conjunto una buena complejidad aromática y grasa; no es común su uso como monovarietal